IGUANA AZUL » En peligro de extinción. Características, hábitat, y alimentación

Reptiles 6 Visitas

Información de la iguana azul:

La iguana azul se encuentra en grave peligro de extinción, solo quedan 25 ejemplares de esta especie. Los científicos están muy alarmados al respecto. Este animal vive en nuestro planeta desde hace más de 3 millones de años.

La iguana azul es una especie de reptil que habita en las rocas calentadas por el sol o en los blancos que existen en los bosques cercanos a la costa de las Islas Caiman. Su tamaño puede alcanzar el metro y medio y puede pesar alrededor de 14 kilos. El macho es de mayor tamaño que las hebras.

La iguana azul, cuyo nombre científico es Cyclura lewisi, se caracteriza por ser una especie de iguana caribeña perteneciente a la familia Iguanidae. Cabe destacar que este animal vive en la tierra desde hace más de 3 millones de años.

Una característica bastante interesante de este reptil es que forma parte de las especies con más longevidad entre los lagartos. Los áreas rocosas, las cercanías a la costa o el bosque seco son los hábitats que suele frecuentar.

La dieta de la iguana azul es herbívora, incluyendo frutas, flores y plantas en su alimentación. Su coloración tiende a acentuarse durante el apareamiento, principalmente en el sexo masculino, aunque comúnmente su color es azul oscuro y puede variar a un gris azulado.

¿Cuales son las características del la iguana azul?

La iguana azul cuenta con un total de 1,5 m de longitud, llegando a ser considerado por esto el mayor animal terrestre de la Isla Gran Caimán. También pesa alrededor de 14 kg y dispone de una cola que mide aproximadamente 51 cm. Las garras de este reptil están articuladas con el fín de hacer más sencilla la tarea de escalar y excavar.

Presenta cierta dismorfia sexual, siendo el macho un tercio más grande que la hembra. Al igual que le ocurre a la Iguana verde, las tonalidades de su piel también varían en función al sexo, en el caso de los machos, éstos tienen una piel que puede ser gris oscuro o azul turquesa, mientras que en las hembras es aceituna o color azul. Sus patas son de un color mucho más oscuro que su piel, provocando un contraste bastante notable.

Otra señal de dismorfismo sexual es que los machos poseen poros femorales, los cuales utilizan con el fin de liberar feromonas. Por otro lado, las hembras no presentan este rasgo, y al mismo tiempo cuentan con una cresta dorsal menos prominente. Los ejemplares jóvenes suelen ser de un marrón oscuro o verde y la característica más resaltante son sus bandas de un color más tenue. Los recién nacidos presentan 8 rayas oscuras que van desde su cuello hasta la cola, las cuales desaparecen cuando el animal alcanza el primer año de edad.

Este reptil cambia su color azul cuando se encuentra ante la presencia de otras iguanas con el fin de marcar su territorio. Por otro lado, tiene una excelente visión, la cual le permite detectar movimientos y formas, aún a largas distancias; también disponen de unas células llamadas “dobles conos”, que le otorgan una visión a color bastante aguda.

¿Como es la alimentación de la iguana azul?

Como el resto de especies del género Cyclura, la iguana azul es principalmente herbívora, se alimenta de hojas, flores y frutas de unos 45 tipos distintos de plantas. Muy rara vez suplementan su dieta con larvas de insectos, cangrejos, pájaros muertos, babosas y hongos. La familia de los iguánidos presenta por lo general un problema particular con la osmorregulación, la regulación de la entrada y salida del agua en el cuerpo y las sustancias que contiene, como sales minerales.

La materia vegetal tiene una cantidad elevada de potasio y a su vez un contenido nutricional por gramo muy bajo, lo que obliga a estos lagartos a ingerir grandes cantidades para satisfacer sus necesidades metabólicas. Esta combinación de factores provoca un exceso de potasio en el organismo de la iguana azul, que debe expulsar de algún modo.

Como no son capaces de crear una orina más concentrada que sus fluidos corporales, excretan deshechos nitrogenados en forma de sales de ácido úrico a través de una glándula salina, como hacen los pájaros.

Como resultado, las iguanas azules han desarrollado una glándula nasal lateral, para potenciar la secreción del exceso de potasio y la sal.

¿Donde vive la iguana azul?

La zona distribución de este reptil sólo se limita a la isla Gran Caimán. Puede observarse en el interior de arbustos xeromorfos, así como en jardines, carreteras, granjas y bosques. No obstante, las hembras suelen trasladarse a las zonas costeras durante la época de nidificación.

Aunque diversos estudios han demostrado que varias poblaciones han sido atraídas por haciendas frutales y claros agrícolas, los cuales les ofrecen mejores oportunidades en cuanto a alimentación, reproducción y condiciones termorregulatorias. Como consecuencia, esta especie inició un contacto frecuente con los seres humanos y animales domésticos.

Este reptil suele ocupar cavidades en árboles y agujeros en rocas, aunque esto tiende a variar conforme van madurando. Por un lado, los ejemplares adultos son esencialmente terrestres; mientras que las iguanas más jóvenes habitan principalmente en los árboles.

¿Como es la reproducción de este animal?

La temporada de apareamiento se da a partir del mes de mayo hasta junio. El proceso de cortejo da inicio antes de la cópula, recibiendo la hembra una gran cantidad de mordiscos en la cabeza por parte del macho, el cual luego de dar vueltas alrededor de la hembra, la sujeta por la nuca.

Posteriormente, intenta aprisionar a su compañera con la finalidad de maniobrar bajo su cola para posicionarse y poder iniciar la penetración. El proceso de apareamiento generalmente tiene una duración de 30 a 90 segundos, y es bastante inusual observar a una pareja aparearse más de una o dos veces al día.

Generalmente la puesta es de 1 a 21 huevos, y se da entre los meses de junio y julio, dentro de los nidos excavados por la hembra, los cuales son una especie de bolsas de tierra expuestas al sol. La madre realiza varias pruebas para dar con el nido perfecto, y éste comúnmente puede medir desde 41 cm o más de 1,5 m de longitud. La temperatura dentro del nido comúnmente oscila los 32° C durante todo el período de incubación, el cual requiere de un lapso de tiempo que varía entre los 65 a 90 días

Una característica bastante interesante de los huevos de iguana azul, es que los mismos son de los más grandes entre los lagartos. Las madres suelen presentar una conducta bastante agresiva y territorial a partir de los 3 meses de edad de la cría. Otro dato peculiar es que las hembras, aunque no estén presentes los machos pueden poner huevos, aunque éstos no serán fértiles.

¿Cuales son las amenazas para la iguana azul?

La iguana azul es una de las especies más amenazadas del planeta, incluso para el año 2011 sólo quedaban un total de 25 ejemplares y la comunidad científica se encontraba bastante alarmada por dicha situación. En la zona de distribución de este reptil existe una gran cantidad de perros y gatos que atacan a los huevos y crías, por lo tanto representan una grave amenaza.

Por otro lado, la extensión de terreno dedicado a la agricultura y ganadería ha llegado abarcar los sectores en los cuales abundan su alimento. Al mismo tiempo, la construcción de rutas para la agricultura es otra de las razones por las cuales las iguanas azules mueren por el paso de los vehículos. Incluso, para los años 1993 y 2002, los terrenos ocupados por estos animales se vieron reducidos a la mitad, y como consecuencia la población silvestre cayó en un 80%.

Desde un punto de vista internacional, este reptil se encuentra clasificado en una situación de peligro de extinción (EN) en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). No obstante, gracias a los incontables esfuerzos de distintas organizaciones esta situación ha ido cambiando, ya que varias poblaciones de iguana azul han sido restauradas.

¿Cuantos años vive una iguana azul?

Las iguanas suelen vivir de media entre 10 y 20 años, aunque se han registrado casos de iguanas que han superado los 20 años de vida. Es posible determinar el género de las iguanas examinando la parte central de sus patas traseras. Las iguanas macho desarrollan muchos poros femorales en esta parte de su cuerpo que segregan esencias. Además, los machos normalmente están cubiertos de una sustancia cerosa.

Las escamas espinales situadas a lo largo de la espalda de las iguanas macho son notablemente más largas y anchas que las de las hembras. Los ejemplares más jóvenes son prácticamente imposible de sexar.

Compartir

Comentarios