Saltar al contenido
Animales En Extinción

León » Su vida en peligro de extinción

marzo 11, 2019

Información del león:

Se dice que el león es el rey de la selva, sin embargo el tigre es el felino más grande, llevándo se el león el segundo puesto en lo que a tamaño se refiere. Con su gran melena salvaje, que se agranda a medida que el animal envejece, son fácilmente identificables, dándonos cuenta por su apariencia, del porqué son los reyes de la selva. Por supuesto, la melena es sólo para los machos y las hembras a menudo, se confunden con pumas en algunas áreas.

Los leones pasan gran parte del tiempo descansando y están inactivos durante unas 20 horas al día. Aunque pueden ser activos a cualquier hora, su actividad suele tener su punto álgido en el ocaso, con un periodo de Socialización, lamida y defecación.

Se producen períodos intermitentes de actividad durante las horas nocturnas hasta el amanecer, que es cuando los leones cazan con más frecuencia. Pasan una media de dos horas al día caminando y 50 minutos comiendo.

Los leones no trepan a los árboles en general, pero hay manadas de África, en el Lago Manyara en Tanzania y Parque Nacional Queen Elizabeth en Uganda, que al parecer se han adaptado a la escalada de los arboles. En otras partes de África, los leones se treparán a los árboles para escapar del peligro y la irritación de los insectos y las moscas.

¿Cuales son las características de los leones?

Existen algunas dinámicas que pueden tener lugar en la estructura social de los leones que aún no entendemos, por ejemplo, existen momentos en que los machos son perseguidos desde el territorio de la manada y deben asumir una existencia nómada y puede ser muy difícil para ellos sobrevivir.

La estructura social de los leones resulta bastante interesante de observar. Los grupos de leones que viven juntos se llaman manadas. Normalmente cinco o seis hembras viven en este grupo, además de sus cachorros, puede haber un macho o hasta tres de ellos y sólo uno será el macho dominante, y el que tiene el derecho de aparearse con las hembras. Parece que todos los miembros de la manada tienen un papel que desempeñar, papel que puede cambiar, en función de sus necesidades y el tamaño de la manada.

Por lo general, todos los adultos en la manada van a trabajar en equipo para proteger a los demás y a las crías de otros depredadores. Sin embargo, a menudo existe una jerarquía que determina quién va a ser dominante en esa lucha para protegerlos. Algunos de los leones pueden cubrir el perímetro exterior de su territorio con los demás, quedando bien protegidos dentro del mismo.

Puede haber batallas brutales entre manadas enteras de leones por el territorio. Cuando tienen lugares que se superponen puede existir una lucha por quién se quedará. Estas batallas son cada vez más frecuentes, ahora que los seres humanos les están quitando gran parte de las zonas que los leones, una vez, llamaron hogar.

¿Que comen los leones?

La forma en que el león realiza la caza resulta diferente a la de otros felinos. Cazan en grupo, en lugar de hacerlo solos. Son capaces de crear planes estratégicos y rodear a sus presas, esto aumenta las posibilidades de éxito de la cacería, también les permite derribar presas muy grandes. Puesto que son muchos para alimentar, tiene sentido para conseguir una presa con bastante carne.

Las leonas de la manada realizarán la mayoría de la caza. Normalmente, el macho solo cazará por su cuenta si está buscando crear su propio territorio. Los machos, se cree, tienen dificultades para ocultarse de sus presas, debido a sus melenas, que no parece camuflarse con el entorno como el resto de su cuerpo. La melena también puede aumentar el calor del cuerpo cuando están persiguiendo a sus presas, aumentando el gasto de energía.

Observar los esfuerzos coordinados de las leonas durante la caza resulta muy interesante. Todos saben su papel y la posición a tomar. Al igual que los jugadores en un campo de fútbol, cada uno tiene una función a completar y si uno de ellos no lo hace correctamente, entonces dará lugar a que la presa escape o alguno de ellos resulte herido o muerto.

Existe una jerarquía en la manada de leones que determine el orden de comer. Las hembras involucradas con la caza son los primeros en comer. Consumirán algo de la presa en el sitio de la matanza, los expertos creen que este ritual de comer primero les asegura tener la fuerza y la capacidad de continuar la caza de la manada.

¿Donde esta el hábitat de los leones?

El león no es un animal activo, se la pasan descansando hasta 20 horas al día, y el resto de su tiempo lo gastan comiendo, caminando, acicalándose, o socializando. Descansan más que cualquier otro tipo de felino y, cada miembro de una manada de leones tiene un papel muy importante. Algunos son cazadores y otros son los cuidadores, algunos trabajan para proteger la manada, y están los que exploran el entorno circundante para detectar a los depredadores.

Son animales sociales y a menudo muestran afecto los unos con otros. Utilizan muchos tipos de vocalizaciones para comunicarse entre sí. La más comúnmente asociada con el león es el rugido feroz. También gruñen, ronronean, y gimen. La intensidad de este tipo de sonidos puede indicar miedo, ira, advertencias de peligro, e incluso disponibilidad para el apareamiento.

No quedan muchos leones viviendo en estado salvaje. Los estudios demuestran que sus poblaciones han disminuido hasta en un 50% en los últimos 20 años. ¿Su reinado, como rey de la selva, llegará a su fin? Ahora mismo están clasificados en peligro crítico. Sólo el tiempo dirá si los leones serán capaces de seguir sobreviviendo. La falta de hábitat natural, las reservas genéticas muy cerca el uno al otro, y bajas tasas de reproducción son todas cuestiones en las que los grupos de conservación seguirán centrándose.

¿Como es la forma de reproducción?

Las hembras están listas para aparearse cuando a los cuatro años de edad. Los machos maduran cuando tienen alrededor de tres años de edad. Cuando la hembra está en celo, puede aparearse con los machos más de 20 veces al día. Los leones pueden, incluso, no comer durante este período de tiempo. Debido a tanta actividad muy a menudo la concepción tendrá éxito.

Aproximadamente después de 110 días de gestación, ella tendrá a sus cachorros, de 1 a 4 cachorros por nacimiento. La leona dará a luz en una cueva, lejos del resto de su grupo, permanecerá cerca de la guarida y sólo cazará presas pequeñas que pueda derribar por su cuenta. Este alimento le ofrecerá la posibilidad de continuar la producción de la leche para los jóvenes leones.

La madre se moverá con sus crías a una nueva guarida cada dos semanas. , los moverá uno por vez, llevándolos por la nuca del cuello. Si permanece en una guarida mucho tiempo, su olor puede atraer a los depredadores. Cuando estos cachorros cumplen alrededor de 5 semanas de edad se les llevará, a ser introducidos, con el resto de la manada.

Los cachorros de león nacen con manchas negras en su cuerpo. A medida que crecen, esas manchas desaparecerán por completo. Cuando tienen cerca de tres meses de edad tendrán aprender el acecho, a menudo, en coordinación con las hembras adultas. Ellas quieren que sus jóvenes crías tengan los conocimientos adecuados que necesitan para ser capaces de perseguir con éxito cuando se hagan mayores. Los cachorros en realidad, no serán parte del equipo de caza, hasta que tienen un año de edad.

¿Cuales son las principales amenazas?

El estado actual del león es peligro crítico. Eso significa que tenemos que actuar de manera agresiva, si queremos ver a estos animales sobrevivir. Cuando se trata de su futuro, primero debemos tener una idea de lo que está pasando con ellos. La destrucción de su hábitat natural sigue siendo la principal razón por la que no lo están haciendo bien en la naturaleza.

Estos animales necesitan su área de distribución para poder encontrar el alimento y cuando las fuentes de alimentos son muy difíciles de encontrar, su propio futuro está en peligro.

La caza del león continúa en muchas regiones a pesar de que es ilegal. Hay personas que tienen miedo de estos animales cercas, también deben proteger a su ganado. Hay algunos pagan mucho dinero por tener zafarís de cacería guiados, solo por experimentar la emoción de matar a este felino ante la posibilidad de extinguirse.