Lechuza» En extinción

Aves 6 Visitas

Información de la lechuza:

Las lechuzas son animales nocturnos, descansan durante el día y comienzan a moverse en el atardecer para preparase para una noche de caza. Por la noche no usan el sonido característicos de los búhos pero si imiten un sonido agudo y son capaces de silbar de forma similar a un gato o una serpiente cuando se siente amenazada. También puede recurrir a acostarse en el suelo o agachase con alas extendidas como método de defensa.

No son aves muy territoriales pero se mueven en un área de un radio de alrededor de 1km, donde se alimentan y anidan. El área de las hembras es similar a la de sus parejas. Fuera de la época de reproducción los machos y las hembras.

Los sitios preferidos para descansar son agujeros en los árboles, fisuras en los acantilados, edificios en desuso, chimeneas y pajareras y a menudo son pequeños en comparación con los sitios de anidación. Cuando llega la época de apareamiento se vuelven a juntar en la zona de anidación.

Te Recomendamos Esto:

[orbital_cluster order=»DESC» postperpage=»3″]

Características:

La mayoría de las lechuzas son sedentarios, ocupando un mismo terreno todo el año y permaneciendo con la misma pareja incluso fuera de la temporada de cuidar crías. Pocas especies son migratorias y nómadas, pues están continuamente en movimiento.

El tamaño de las lechuzas está entre la de un gorrión y un águila. Tienen importantes características como lo son sus desarrolladas garras, su hermoso y suave plumaje, su silencioso vuelo y fuertes patas. Se caracterizan por tener la forma de un disco sobre la cara a diferencia de otras especies que lo tienen en forma de corazón. Este disco facial, posee plumas más rígidas que les permiten identificar y detectar a sus presas al momento de salir de caza.

Sus lenguas son muy carnosas y sus largas alas les permiten volar lentamente, lo que las hace discretas a la hora de buscar presas ya que estas son aerodinámicas debido a la forma de sus plumas que al entrar en contacto con el aire reducen el ruido. Sus ojos están perfectamente adaptados para su estilo de vida nocturno, pues son grandes, alargados y tienen córneas especiales. Poseen una vista binocular y tienden a girar la cabeza para ver a sus lados, tanto, que dan la impresión de que pueden girarla por completo hasta mirar su espalda.

Alimentación de las lechuzas:

La lechuza común son animales carnívoros y cazan pequeños mamíferos como ratones, capañoles y ratas. También cazan peces si se encuentran cerca del agua o pequeñas aves en las copas de los árboles, incluso mientras vuela. No trocean su comida, se la tragan completamente la comida y luego regurgitan las partes indigeribles, como los huesos, en forma de un pequeño perdigón.

Las lechuzas no tienen dientes, por lo que no mastican a sus presas. Una vez que el animal ha sido capturado, el búho o lechuza tiene dos opciones: desgarrarlo garras y comer los trozos o tragarlo entero, con todo y huesos. Normalmente traga completamente enteras a las presas más pequeñas tales como ratones, pero las más grandes difícilmente cabrían en su garganta.

Estas cazan una amplia variedad de presas vertebradas e invertebradas, desde mamíferos hasta peces de diversos tamaños. Por lo general, su dieta está compuesta por un gran número de mamíferos pequeños y por un número menor de aves, insectos, reptiles, anfibios, crustáceos, peces y arácnidos como los escorpiones. Los ratones, las musarañas, las ratas, los conejos, los topillos, las liebres, las lombrices de tierra, las ranas, los sapos, las lagartijas y las aves canoras son algunas de sus presas favoritas.

Hábitat:

Las lechuzas viven en gran parte del planeta, excepto en el norte de Norteamérica, en una vasta zona de Asia y en el desierto del Sahara, en África. Se encuentran en casi cualquier hábitat terrestre, pero a elevaciones de hasta 4,000 metros.

Tanto lechuzas y sus parientes búhos, son frecuentemente avistados en grandes jardines, zonas agrícolas, pueblos cercanos a campos y cementerios, razón por la que no tienen muy buena reputación.

Esto Te Puede Interesar:

[orbital_cluster order=»DESC» postperpage=»3″]

Reproducción de las lechuzas:

Los detalles de la reproducción de los búhos son interesantes por muchas cosas. Por ejemplo, a diferencia de muchas aves, ellos muy rara vez construyen nidos, y en cambio, cual aves oportunistas, prefieren utilizar nidos abandonados o viejos que encuentran en los troncos o en grietas de rocas, cuevas y edificios. Las especies más pequeñas usan más las cavidades que los agujeros de los troncos de los árboles, y las más grandes, dada la dificultad para encontrar un nido que soporte su peso y tamaño, suelen anidar en grietas del suelo.

La disposición del nido suele ser una tarea llevada a cabo por el macho antes del apareamiento, toda vez que la estructura tiene cierto peso en la elección de la hembra: en algunas especies, ella escoge al macho que le muestra el nido más grande y con mayor alimento. Sin embargo, otras especies se instalan en el nido después de que se unen.

La madurez sexual es alcanzada entre el primer y tercer año de vida, aunque claro, esto depende de la especie. Muchas de las especies de menor tamaño maduran sexualmente alrededor del primer año, y las grandes o medianas lo hacen a los 2 años de edad o un poco después. A partir de entonces pueden comenzar a aparearse, pero no comienzan a hacerlo hasta que tienen la posibilidad de disponer de un nido.

Compartir

Comentarios