Casuario» En peligro de extinción

Aves 7 Visitas

Información del casuario:

Los casuarios son aves cuanto menos, curiosas. Se ha hablado mucho de esta especie sobre todo por el índice de peligrosidad que tienen a pesar de ello, siguen siendo un completo misterio para los estudiosos en la materia que han visto en este animal todo un reto a conocer. En este artículo queremos hablar detenidamente de todas las características que comprende el casuario así como sus costumbres, la alimentación habitual que experimenta y muchas otras cosas más. ¿Te animas a conocer al máximo esta ave?

Se han comprobado desgarros de piel en animales a la hora de estar delante de un casuario que además, cuenta con una buena velocidad cuando se siente invadido. Por otro lado, éste no estaba protegido por ello es importante que vayamos con mucho. Cuidado en el caso de que seamos investigadores o que bien, lo miremos en cualquier zoológico en el que pueda estar.

El casuario mide entre 1,5 y 2 metros de altura y ambos sexos tienen una apariencia similar. Los adultos destacan por su plumaje negro brillante y su cuello azul brillante con toques rojos. La hembra es más grande que el macho y es también la más agresiva de las dos. Son, asimismo, el ave más pesada de Australia.

Características:

El casuario es miembro de un grupo de grandes aves no voladoras llamadas rátidas. Hay tres especies que se pueden encontrar en Nueva Guinea y en el noreste de Australia. Vive en bosques húmedos tropicales, bosques densos de tierras bajas y tierras altas. Debido a la vida en los bosques profundos, esta ave es raramente vista en la naturaleza.

La principal amenaza para su supervivencia es la deforestación y la introducción de nuevas especies como perros, zorros y gatos (que se alimentan de sus huevos). Está clasificado como especie vulnerable, lo que significa que puede llegar a estar en peligro en un futuro próximo.

Alimentación del casuario:

El casuario come frutas de la selva, brotes y otros vegetales. Su manera de alimentarse es arrojar la comida al aire y tragarla de un solo trago. Muchos árboles de la selva tropical dependen de este ave para comer y dispersar sus semillas, muchas de las cuales sólo germinarán después de haber pasado por el intestino del casuario.

También se puede alimentar de pequeños insectos para conseguir los nutrientes necesarios, así como de arañas, pequeños invertebrados y aunque en situaciones más extrañas, también pueden alimentarse de pequeños lagartos. Lo que lo hace un animal omnívoro.

Frutos del bosque que ingieren tragándolos entero. Al no poder volar, consume frutos caídos en el suelo del bosque. También insectos, invertebrados, pequeños vertebrados y algunos hongos.

Hábitat:

Viven principalmente en el bosque tropical lluvioso de tierras bajas, pero también utilizan otros tipos de bosque como eucaliptos, manglares y árboles de té. También se les ve en las playas adyacentes a estos hábitats. Como la mayoría de los animales, los necesitan acceso a agua limpia y fresca para beber… Los casuarios también pueden aventurarse en los suburbios y las tierras agrícolas si están cerca de sus territorios o en momentos de escasez de alimentos, como después de los ciclones, cuando el viento y la lluvia han destruido los árboles y los frutos de la selva tropical.

Cada adulto mantiene un área de distribución o territorio de aproximadamente 100Ha. Las áreas de distribución de los machos pueden solaparse entre sí y con las de las hembras. La pérdida del hábitat debido a la agricultura y al desarrollo residencial en el norte de Queensland está afectando el número de casuarios que el medio ambiente puede soportar. La pérdida de hábitat de buena calidad (degradación) y la compra de pequeñas parcelas de tierra para viviendas también está afectando a estas aves. Las aves que viven en áreas de hábitat degradado o fragmentado y de baja calidad necesitan mayores áreas de distribución y, por lo tanto, el medio ambiente no puede soportar tantas aves.

Reproducción de esta ave:

La temporada de apareamiento va desde junio a octubre y comienza cuando la hembra selecciona a un macho para reproducirse. Este es el encargado de construir el nido en un fragmento de suelo cubierto con material vegetal, en el que la hembra depositará su puesta de alrededor de 4 huevos de color verde.

El macho se encarga de la incubación que dura unos 50 días y de la crianza de los polluelos que se extiende por cerca de 18 meses. Por su parte la hembra se aleja e inclusive puede llegar a encontrar otro macho para aparearse de nuevo. Durante la temporada de apareamiento, los machos se vuelven muy agresivos y llegan a atacar a cualquier individuo que se acerque al nido.

Compartir

Comentarios