Saltar al contenido
Animales En Extinción

Canguro arboricola» en peligro de extinción

marzo 2, 2019

Información del canguro arboricola:

El canguro arborícola siendo un descendiente directo del canguro terrestre. Su evolución distinta a la de su hermano el canguro terrestre se debe al cambio de su hábitat principalmente. Actualmente este marsupial se encuentra en peligro de extinción y en este artículo podrás saber cuales son sus características principales y los motivos de su amenaza de extinción.

El canguro arborícola es uno de los más grandes, y como muchas otras especies de su género, es por lo común solitario y nocturno, con una dieta variada de hojas, capullos, flores y frutas. Tiene orejas negras, una forma de piel en la mitad del lomo y la cola marrón pálido o crema. Tras un periodo de gestación de unos 30 días, la única cría que nace se apega al pezón dentro del marsupio y se amamanta hasta por casi 10 meses. Al igual que otros canguros arborícolas, éste depende de un hábitat forestal; por lo tanto, está amenazado por la explotación de árboles y otras formas de desmonte, como también por cazadores que andan tras su carne.

Características:

Las características peculiares del canguro arborícola le ha proporcionado ser uno de los marsupiales más bonitos del planeta junto al Quokka. Su tamaño es como el de un conejo grande. Entre sus peculiaridades morfológicas caben destacar;

Su cabeza es bastante pequeña en proporción con su cuerpo. Una larga cola que le facilita el equilibrio cuando se mueve entre las ramas. Las extremidades son robustas y con unas largas uñas que le permiten aferrarse fuertemente al árbol. Una peculiaridad de este marsupial a la hora de trepar un árbol es que tanto para subir como para bajar de él siempre lo hacen en el mismo sentido. Al pertenecer a la familia de los marsupiales, las hembras disponen de una bolsa en su abdomen donde puede alojar a sus crías.

En edad adulta pueden llegar a medir hasta 80 cm de largo. El peso en el canguro arbóreo macho alcanza hasta los 11 kg, mientras que la hembra no supera los 9 kg. Su pelaje es muy característico de un color marrón brillante con unas franjas amarillas. Por los laterales de la espalda se pueden observar unas líneas oscuras, mientras que el estómago es de un color amarillo oscuro. Debido a la peculiaridad de su manto en algunos países es conocido como el canguro de manto dorado.

Alimentación del canguro arboricola:

Las hojas constituyen la parte más importante de la dieta para el canguro arborícola, aunque puede comer diferentes frutas durante la temporada. También se alimenta de corteza, savia, helechos y flores que se encuentran en su entorno.

Aunque se alimenta principalmente de hojas de árboles Flindersia pimenteliana,​ se alimentan de otros recursos cuando están disponibles tales como diversos frutos, cereales, flores y otras plantas.8​ Tienen un gran estómago que funciona como cuba de fermentación, de forma similar al estómago de las vacas y otros rumiantes herbívoros, donde las bacterias se encargan de digerir la fibra de las hojas y demás materias vegetales.

Hábitat:

El hábitat del canguro arboricola se centra principalmente en tan solo dos países; Australia y Nueva Guinea. Su primer avistamiento se realiza en el año 2005 en Papúa, una provincia de Indonesia que comprende mayormente la mitad oeste de Nueva Guinea. Sin embargo, ya en el año 1993 se tiene constancia por parte del científico Tim Flannery quien escribió sobre la presencia de estos peculiares mamíferos en Australia. Su hábitat predilecto son las selvas tropicales, ubicándose dentro de ellas especialmente en los árboles más altos. De allí que, se le diera el nombre de canguro del árbol.

Diversos estudios científicos consideran que el canguro arbóreo comenzó a trepar por los arboles debido a diversos cambios bruscos en su hábitat. Lo que provoco que para poder sobrevivir de sus depredadores naturales tuvieron que esconderse entre sus ramas. No obstante, no se tiene una razón concreta y basada en pruebas concluyentes que sustenten estos estudios.

Reproducción de estos canguros:

Existen pocos datos sobre los hábitos reproductivos de los canguros arborícolas. La información disponible indica que son polígamos y pueden reproducirse en cualquier época del año. Las hembras alcanzan la madurez sexual alrededor de los 2 años y los machos, cerca de los 4.6 años de edad.

Se ha observado en cautiverio a los ejemplares en época de reproducción, y los investigadores se han dado cuenta que el macho es quien empieza el cortejo en el suelo. Se coloca delante de la hembra, husmea su marsupio, se sitúa detrás de ella, olfatea la cloaca y frota su cabeza, cuello y hombros en dicha cloaca. En seguida la sujeta con las patas delanteras y realiza la cópula, mientras la hembra mueve rítmicamente el cuello y la cabeza. El apareamiento tiene una duración de entre 10 y 35 minutos y puede repetirse 2 veces más a lo largo del día.

La temporada fértil de la hembra dura 2 meses. El período de gestación de los canguros arborícolas es uno de los más largos de entre los marsupiales: de 246 a 275 días. El nacimiento se produce en alguna rama y la hembra da a luz 1 cría, que desteta después de 87-240 días.